¿Corrupción másiva en sanidad y educación? o ¿regalos a cambio de nada?

Comercial típicoQuisiera denunciar en nombre de varias personas anónimas, chanchullos que provocan el despilfarro del dinero público a cambio de “regalos” personales.

SANIDAD

Los médicos en España reciben regalos de las empresas farmacéuticas, desde viajes a la polinesia a piscinas, pasando por vinos caros, relojes, joyas o lo que haga falta. En teoría son a cambio de nada, pero misteriosamente se escogen las suturas de la marca X que son las más caras del mercado pero también de las más malas, se ponen prótesis carísimas que valen más 18.000 Euros a ancianas de 100 años (y que se mueren al cabo de una semana), y así el dinero del estado desaparece de la forma más tonta.

El problema es que los médicos se protegen entre ellos y aceptan totalmente estos regalos, es más, hay casos de personas que se niegan a aceptar los regalos y más tarde padecen “problemas” a la hora de ascender.

EDUCACIÓN

Hay comerciales de empresas sin escrúpulos,  que regalan ordenadores portátiles a los profesores que elijan sus libros.  Generalmente estos libros son más caros para los niños y más mediocres, si se comparan con los de otras editoriales que no hacen estas malas prácticas.

Conozco casos directos relacionados con la editorial Santillana, aunque he oído que es práctica común en el sector de los libros educativos.

Mirado por el único lado bueno, los colegios obtienen ordenadores gratis… el problema está en que los comerciales van directamente al profesor y hacen pactos con ellos (a espaldas de la escuela). Si el profesor es honrado,  coge el ordenador “regalado” y se lo da a la escuela para que lo disfruten los niños, pero si el profesor no es honrado, nadie sabrá de donde ha sacado su nuevo y flamante portátil.

Aunque ahora que lo pienso, no tengo claro si se puede “ser honrado” cuando se eligen libros poco pedagógicos para los alumnos a cambio de un portátil.

PARA ACABAR

Pienso que tanto los médicos como los profesores tendrían que ser libres de escoger según su propio criterio de calidad, sin que unos “regalos” influyan en su juicio. Pienso que estos “regalos” tendrían que ser fuertemente penalizados para que desapareciesen de una vez para siempre, además que ahorraría mucho dinero al estado.

Aclaro que todo esto que explico es legal (que yo sepa), no se consideran sobornos, supongo que si hubiese un juicio dirían que son “incentivos comerciales”, o le pondrían algún nombre bonito que no tenga nada que ver con la palabra “soborno”.

Antes que me escriban personas ofendidas por meter un dedo en sus llagas y me diga que no es verdad lo que digo, si alguien tiene ganas de comprobar esta información que he expuesto, por favor que pregunte a cualquier persona que trabaje en medicina o en educación, a ser posible que sea conocido vuestro y que sepáis con certeza que os contestará sinceramente… y a ver que os dicen. Haced pública la información, que todo el mundo se entere de vuestros descubrimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *