Cosas que NO cuentan sobre la guerra de Malí y sus origenes

sheep-wolfCurioso… a la revolución que hicieron los pobres y oprimidos musulmanes en Tunicia, Egipto, etc, se le denominó “primavera árabe”. Pero en Malí la denominan “chantaje salafista” o cosas tipo “guerra contra los terroristas islamistas yihadistas de Al-Qaeda”.

Esto no significa que en Mali no hayan problemas muy serios y que la población de Malí esté sufriendo las salvajadas de un grupo de fanáticos. Es difícil en esta guerra ponerse en un bando o en otro, ya que no sabemos cual de los dos bandos es peor.

Pero en vista que los medios de comunicación nos cuentan sólo una parte de la guerra de Malí, vamos a aclarar algunos puntos que “se les olvida” mencionar.

¿Cual es la versión oficial sobre el origen de la guerra de Malí?

La versión oficial corta, es que Malí era un tranquilo país donde un día los “terroristas islamistas yihadistas de Al-Qaeda” empezaron a hacer la guerra por el norte del país contra las débiles tropas militares de Malí y ahora están conquistando el país. Por esto, en el futuro la libertad de las mujeres está en peligro porque “todo el mundo sabe” como son los “talibanes de Al-Quaeda” con las mujeres. Además pretenden hacer del país “un nido de terroristas contra occidente”. Y Francia que es muy buena y altruista, ha enviado tropas militares para ayudar en esta guerra y defender la libertad, a las mujeres, la seguridad mundial y el universo entero. La CEE, la ONU y demás amiguitos se están reuniendo con Francia para ayudar a tan honorable labor.

La versión oficial más extensa añade también, que cuando acabó la guerra contra Gadafi en Libia, los “mercenarios tuaregs” que había contratado Gadafi para luchar contras las “tropas internacionales” volvieron a su país natal (Malí) cargados de armas más potentes. Y como se debían aburrir en el desierto, pues a los tuaregs les dio por liarse a tiros para crear “un estado de terroristas yihadistas”.

Por Internet ha aparecido otra versión más o menos oficial, que añade que el objetivo es que no consigan las minas de oro, ni las de uranio, porque comprarían material militar con el oro y harían “bombas sucias” con el uranio.

Televisión Española "informando" sobre la guerra de Malí, el 17 de enero 2013: "París afronta un chantaje salafista".
Televisión Española "informando" sobre la guerra de Malí, el 17 de enero 2013: "París afronta un chantaje salafista".

¿Cual es el verdadero objetivo de la guerra de Malí?

Son varios los objetivos de la operación militar francesa, pero resumiendo mucho esta guerra es para permitir a la empresa francesa Areva hacerse con el control de los recursos, especialmente la explotación de las minas de uranio y oro de Malí. También para controlar la futura exportación de petroleo y gas desde Malí a Europa, a través de las futuras conexiones con Argelia. Por esto último se están involucrando también países europeos con empresas relacionadas con el petroleo como Noruega o España.

Y de paso, tal como cuentan en la versión oficial, quitar poder a unos fanáticos muy peligrosos ya que si se hacen con las minas especialmente las del oro y las del uranio, muchos países “herejes” según ellos, van a tener serios problemas.

¿Quién está detrás de esta guerra?

Teniendo en cuenta quién se beneficiará, no es muy difícil averiguar que seguramente la empresa francesa llamada Areva debe estar presionando. Esta empresa es la mayor a nivel mundial en el comercio de productos nucleares:

  • Se dedica a la prospección minera (busca nuevas minas y las compra).
  • Abastece de uranio y plutonio las nucleares francesas y de muchos oros países (como las centrales de Fukushima, si, esas japonesas que explotaron hace un año porque además del terremoto, utilizaban un combustible experimental muy inestable de la empresa Areva).
  • También es propietaria de empresas de distribución eléctrica.
  • Propietaria de otras minas de uranio, como la de Níger, donde los tuaregs que trabajaban en esas minas enfermaron debido a los chanchullos de esta empresa porque les hacía trabajar sin protección en la extracción del uranio y les falsificaba los chequeos médicos para que no pudiesen denunciar a la empresa cuando contraían cáncer, por no hablar que han provocado la contaminación radiactiva del aire y de las aguas de la población en grandes zonas de Níger.
  • Abastece material nuclear para fines militares (mediante su empresa AREVA Resources Canada Inc), recordemos que Francia tiene 300 cabezas nucleares (o entre 500 y 1000 según otras fuentes) y después de EEUU y Rusia, es la tercera potencia mundial en armas nucleares.

En Wikipedia hay un artículo sobre Areva que se te dará una idea de “como trabajan” esta gente y los motivos de la mala fama que tienen.

¿Cómo es Malí y como viven sus habitantes?

Malí es tan grande como Francia, la mayor parte de su territorio (especialmente al norte donde están los tuaregs “rebeldes”) es puro desierto. Malí es también uno de los países más pobres del mundo (a pesar de ser casi el que más riquezas tiene en África), la inmensa mayoría de sus habitantes viven en la pura miseria. Aproximadamente el 70% viven en el campo, el 10% son nómadas y sólo un 20% vive en las ciudades según el artículo de Malí en Wikipedia.

¿Es Malí un nido de “intelectuales talibanes” o un futuro “nido de terroristas”?

A pesar que la mayoría de la población de Malí es musulmana (el 90%), en su constitución dice que es un estado laico ya que sus habitantes conviven pacíficamente con las otras religiones como la católica (5%) y otras religiones ancestrales (5%).

O sea que la población de Malí no son “islamistas yihadistas radicales terroristas” sino simples personas normales que casualmente son musulmanes como podrían ser de cualquier otra religión.

Por contra, el problema actual de Malí viene de organizaciones como Ansar Dine (tuaregs muy religiosos que viven al norte de Malí) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (que vienen de otras partes del mundo y son completamente fanáticos del islam, por no decir unos tarados mentales). En general además de ser muy fanáticos religiosos, son muy incultos y cuando se mezclan estas dos cosas ocurren desastres como el del pasado 30 de junio del 2012, cuando ocuparon la ciudad de Tombuctú, y los muy salvajes destrozaron objetos históricos que eran Patrimonio de la Humanidad como cementerios, mausoleos, y manuscritos preislámicos y medievales.

Claro que todo esto es lo que dicen las agencias de noticias, hemos intentado buscar más pruebas y no hemos podido ni corroborarlo ni desmentirlo. Las fuentes de este tipo de noticias advirtiendo de lo “malos” que son, parece que vienen del aire. Lo mismo pasa con noticias que nos llegan sobre el norte de Malí, que dicen que en las ciudades ocupadas por rebeldes se están mutilando partes del cuerpo a quienes no cumplan a rajatabla el Corán. Es muy probable que se trate de desinformación para manipular la opinión pública de los occidentales ya que por ejemplo Ansar Dine no soportan a los de Al Qaeda en el Magreb Islámico (y viceversa) por ser muy diferentes en la forma de pensar y de actuar, en cambio según las agencias de noticias las dos organizaciones están luchando juntas. Es todo muy raro y da que pensar.

No decimos que estas noticias sean mentiras, sólo decimos que de momento no podemos comprobar si son ciertas o no. Y más sabiendo que diferentes países como EEUU, Israel o Francia, tienen en sus agencias de inteligencia departamentos completos dedicados a la desinformación y todos ellos tienen fuertes intereses económicos en la zona.

A pesar de la riqueza en recursos del país como hemos dicho antes, la población real de Malí es muy pobre, sus habitantes tiene una renta per cápita de unos 650 dólares anuales por persona, se la considera oficialmente como uno de los países más pobres del mundo. En EEUU la renta per cápita es de unos 48.000 dolares, Francia 42.000, España 30.000 o increíblemente Mónaco tiene una renta per cápita de 178.000 dolares, frente a Malí con 650 míseros dolares.

Y precisamente los tuaregs que viven al norte en el desierto, aún lo tienen peor, quizás por esto son tan fanáticos, porque cuando la gente vive en condiciones muy drásticas se lanza de cabeza a la religión que sea.

Según los datos del Banco Mundial actualizados en octubre del 2012:

Esto nos da una idea de su nivel cultural y explica el motivo por el cual un 83,22% de la población sea analfabeta e incapaz de hacer “planes terroristas contra el mundo occidental” cuando lo único que les preocupa es llegar vivos al día siguiente. Claro que si los “rebeldes” del norte consiguen apoderarse de las minas de oro y uranio, por muy cafres que sean pueden llegar a hacer mucho daño a medio y largo plazo.

¿Qué más nos ocultan?

La mayoría de la población de Malí está harta de aguantar durante años grandes penurias mientras el gobierno de Malí ha privatizado prácticamente todos sus servicios, con una inflación anual del 5% y su gobierno no hace público cuanto gasta en sanidad o educación, seguramente porque la cantidad debe ser ridícula. Tanta riqueza y recursos naturales en el país, para nada. Actualmente las empresas extranjeras occidentales (especialmente de Sudáfrica, Australia y Canadá) explotan sus minas y se llevan todos sus recursos al extranjero, mientras el país vive en la completa miseria.

En los medios occidentales no se cansan de decir que muchas de las minas son de propiedad canadiense y es verdad en parte, pero la mayoría de estas empresas canadienses están controladas en buena parte por la empresa francesa Areva que además de poseer empresas en Canadá, Areva también posee directamente:

Por otro lado, tenemos que las minas de uranio de Falea y Manalo (dos de las cuatro que hay en Malí) son de la canadiense Rockgate Capital Corp (mediante Delta Exploration Inc) desde el año 2008. Pero que quede claro que Rockgate Corp no tiene nada que ver con Areva y aunque curiosamente cotiza en la bolsa de Toronto (Canadá) su sede central está en Marsella (Francia).

Rockgate Corp, además de las minas de uranio también es propietaria de las mejores minas de cobre y plata de Malí.

¿Y donde está el problema? pues que Areva quiere apropiarse de las minas de su competencia (Rockgate) y de paso, conseguir los favores del gobierno de Malí (obviamente con dinero), asegurarse que los tuaregs del norte dejen de luchar y que no les toquen sus futuras minas.

Francia ha iniciado esta guerra para en el caso de que ganen, el gobierno de Malí les otorgue lucrativos contratos a las empresas francesas y así dejarían de pertenecer a su competencia canadiense (Rockgate Corp.). La principal beneficiaria sería la empresa francesa Areva.

Profundizando un poco en Areva, esta es la compañía más importante del mundo en temas nucleares, construcción de centrales nucleares, suministro de combustible de diferentes tipos, etc. También es la segunda productora de uranio a nivel mundial y también una de las más importantes en distribución de energía eléctrica. Un negocio redondo, ellos mismos buscan nuevas minas, extraen el uranio, lo tratan, lo meten en las nucleares que ellos mismos han construido, “reciclan” sus desechos radiactivos y venden la electricidad en el mercado, controlando toda la cadena de producción y los precios de la energía.

¿Qué recursos tiene Malí? ¿Para qué hacen una guerra?

A pesar de la extrema pobreza de sus habitantes (tal como hemos explicado antes), a nivel de recursos Malí es la principal exportadora de algodón de África, también producen arroz, mijo, maíz, verduras, tabaco, etc. Además tienen numeroso ganado. Pero esto no importa comparado con los millonarios recursos que tiene bajo sus tierras.

Mapa de recursos de Malí, oro, uranio y petroleo, año 2013
Mapa de recursos de Malí: oro, uranio y petroleo. Enero 2013
  (en el mapa está mal y pone 2012, debería poner 2013)

Lo que los mandamases franceses buscan realmente con su guerra es el control de:

  • Minas de uranio. En 1970 la empresa Cogema (antiguo nombre de Areva) hizo estudios sobre las minas y al parecer no les hizo mucho caso porque consideró que eran muy difíciles de aprovechar. Pasó el tiempo y finalmente desde 2008 las minas pasaron a ser propiedad de la empresa canadiense llamada Rockgate Corp. Según ellos, los trabajadores de sus minas están bien cuidados y en 2010 tuvo incluso el premio a la mejor mina africana (Mali elected Best African mining country in 2010, Afrique en ligne, 24 Feb 2011). Pero al parecer a Areva, con fama de explotar a sus trabajadores mineros y engañarles sobre su salud, le debió sentar mal todo el asunto de haber mal vendido unas minas que le hubiesen dado mucho dinero. A pesar que la mina de Falea pertenece a Rockgate , el embajador de Francia en Malí llamado Cristian Rouyer, dijo en 2012 una misteriosa frase: “Areva será la futura explotadora de Falea“. ¿Acaso el embajador francés adivina el futuro? ¿O quizás la guerra militar de Francia ya estaba decidida y el “chantaje salafista” que comentan en los medios es sólo la excusa para iniciar la guerra? Hasta ahora se decía (y siguen diciendo por los medios de comunicación) que “sólo” hay 5.000 toneladas de uranio en las minas de Falea, pero en la página oficial de la empresa propietaria Rockgate Corp. se puede leer que sólo en la mina de Falea tienen 3.035 toneladas (6.071.000 lbs) de uranio y probablemente tengan otras 10.840 toneladas más, es decir en total en una sola de sus minas se podría extraer unas 13.876 toneladas de uranio. Pero no es del todo cierto, más tarde apareció otro informe más actualizado, en diciembre del 2012, sobre los recursos mineros de Falea realizado por la mismísima Rockgate y afirman que podrían haber unas 22.635 toneladas de uranio en la mina de Falea.Total que en la mina de Falea no hay 5.000 toneladas, sino unas 22.635 toneladas de uranio por extraer (para que os hagáis una idea de la cantidad, comparad 22.635 toneladas frente a las ridículas 4 – 7 toneladas anuales de uranio que produce Francia. Desde luego no son las reservas enormes de Kazakstán, Canadá o Australia, pero no están nada mal. Resumiendo y ampliando, en Malí hay dos minas de uranio funcionando y 3 nuevas en proyecto:
    1. La mina de Falea que acabamos de comentar, que pertenece a Rockgate Corp. y tiene 22.635 toneladas de uranio por extraer.
    2. La mina de Gao (con “sólo” 200 toneladas de uranio por extraer). Gao está cerca de la capital “rebelde” al norte de Malí y actualmente está bajo el control de los rebeldes. No sabemos a quién pertenecía antes, si alguien lo descubre que nos lo diga en los comentarios.
    3. La (futura) mina de uranio de Manalo que al parecer está por explotar y no hay datos públicos. La mina se encuentra a 350 Km del sur-oeste de Bamako (la capital de Malí) y pertenece a Rockgate.
    4. La (futura) mina de uranio en la región de Kidal, es poco conocida por los medios de comunicación pero al parecer tiene un enorme potencial en una superficie de 19.930 Km2, se encuentra al norte del país en la región de Kidal cerca de su capital con el mismo nombre. La propietaria de esta mina es una compañía australiana llamada “Oklo Resouces Limited”, pero no hemos encontrado más datos que los que ofrece la página oficial de la compañía Oklo Resources Limited.
    5. Pero aún hay más, en 2012 se identificó a 20 Km al norte de la frontera con Guinea, otro yacimiento rico en uranio. Se dijo que estaba en las arenas del desierto, pero no se ha publicado el lugar exacto.

    Teniendo en cuenta que se está acabando el uranio en el mundo (sólo queda uranio para 76 años más), estas minas son un auténtico chollo.

  • Minas de oro, Malí es la tercera productora de oro más grande de África (por detrás de Sudáfrica y Ghana). Y según la fuente, la 7ª o la 13ª del mundo. Posee minas explotadas desde el año 1324 y actualmente hay 7 minas funcionando en Kalana, Morila, Yatela, Sadiola, Loulo, Syama y Tabakoto. Está previsto abrir otras en Kofi, Kodieran, Gounkoto, Komana, Banankoro, Kobada y Nampala.
  • Minas de diamantes en la región de Kayes y en la región de Sikasso.
  • Minas sin explotar de hierro (2 millones de toneladas) en Bale, Diamou y Djidian-Kenieba.
  • Yacimientos de petroleo, recientemente se ha descubierto petroleo en la cuenca de Taoudéni, entre Mauritania y el norte del Malí, y es posible que haya una cantidad descomunal.
  • Minas con grandes depósitos por explotar de fosfatos, granito, hierro, sal, caolín, caliza, marmol, plomo, zinc, litio, lignito, diatomita, etc. Estos recursos se pueden encontrar en diferentes lugares del país como: Nioro, Bafoulabe, Bougouni, Faleme Basin, Le Gourma, L’Adrar des Ilforas, la zona de Hombori Douentza, etc.
  • Minas de minerales, algunos muy apreciados como pegmatítas, granates, minerales magnéticos raros, corindones, metamórficos, cuarzos, carbonatos, etc. Muchos de estos minerales se utilizan para fabricar teléfonos móviles y cada vez son más difíciles de encontrar.
  • Minas de plata, de momento sólo hemos encontrado que durante el año 2000 se extrajo una tonelada de plata de las minas de Malí y referencias indirectas a que se extrae plata en Malí, pero no hemos encontrado la situación exacta de las minas.
  • Minas de cobre en Bafing Makan y en Ouatagouna.

En fin, que.. ¡es increíble la cantidad de recursos de todo tipo que contiene el subsuelo de Malí!

¿Y como se explica que un país considerado uno de los más pobres del mundo, tenga tanta riqueza en minería? ¿Por qué no llega el dinero a la población? Por culpa de las empresas occidentales y el expolio que hacen empresas como Areva.

Además, en 1991 el gobierno de Malí relajó las condiciones de explotación minera, es decir, que dio carta blanca a las empresas extranjeras para que explotasen aún más a sus mineros, con sueldos más miserables y sin que se preocupasen del medio ambiente ni de nada parecido. Algunas empresas mineras intentan ser algo justos (como Rockgate), pero otras como Areva hacen lo que quieren, sin que nadie les pare los pies.

Como veis hay muchísimo dinero en juego, así que no nos digan que es para “liberar” a la población porque con esta guerra ya están matando a muchos civiles. Y en caso que la ganen, darán el control de las minas a la empresa Areva y los ciudadanos de Malí seguirán tan pobres como siempre… o peor.

Consecuencias de la guerra de Malí

No es extraño pues, que ciertos sectores de la población de Malí tenga ganas de luchar, cuando no se tiene absolutamente nada que perder, es muy fácil luchar por cualquier causa que ayude a mejorar su situación de cada día, aunque sea a costa de tener gente fanática gobernándolos con una dura teocracia en nombre de “Ala”.

Y todo esto no es lo peor, además de los muertos civiles que ya hay y habrá entre la población civil, Francia está luchando contra los tuaregs, los cuales controlan el desierto que cruza varios países. Es cuestión de tiempo que esta guerra se traslade también a los países vecinos donde sus habitantes se rebelarán y las empresas occidentales fomentarán rebeliones para tener la excusa de que sus gobiernos envíen tropas y quitarles los contratos a la competencia, especialmente de países como China.

Ya fue todo un negocio la guerra contra Gadafi en Libia (las empresas armamentísticas y las constructoras se forraron, y las petroleras ya ni hablemos) y en los próximos años veremos como con cualquier excusa se enviarán tropas militares occidentales a los países vecinos de Malí. Han empezado hace unos días ocupando zonas de Argelia con la excusa de rescatar a los “secuestrados de la refinería” (Argelia está al norte de Malí) y le seguirá próximamente Nigeria (al este de Malí) y Guinea  (al sur-oeste de Malí). Todo depende de lo sobornables que sean sus dirigentes. Tiempo al tiempo.

Malí va a convertirse en uno de esos conflictos interminables, los medios de comunicación dirán que Francia ha ganado pero a pesar que es verdad que han ganado algo de territorio, el conflicto continuará y está lejos de acabar. El norte de Malí seguirá perteneciendo a los rebeldes. Si en Vietnam eran guerrillas en medio de la dura selva, en Mali hay guerrillas de tuaregs en medio del duro desierto. Aunque los medios de comunicación explicarán todo este asunto con cuenta gotas, si es que llegan a explicarlo, a medio y largo plazo el conflicto se propagará por los países vecinos, provocará cientos o miles de niños huérfanos que posiblemente odiarán a “occidente” y se alienarán con los islamistas más fanáticos, por no hablar de las pérdidas humanas en general. Y todo para que un puñado de empresas suban en la bolsa de París, Frankfurt, Toronto o Nueva York y se cuelguen medallas ante sus accionistas.

Acabamos igual que el inicio del artículo, es difícil ponerse en un bando o en otro, pero si hablamos de “buenos” y “malos”, podemos afirmar que los únicos “buenos” es la pobre gente civil que vive en Malí, y si hablamos de “malos”, señalaríamos a los militares franceses, las tropas militares internacionales que se han apuntado después, los “rebeldes” fanáticos y por supuesto el gobierno corrupto de Malí que es el causante de toda esta situación y de hundir en la miseria a sus habitantes.

Si realmente quieren acabar con movimientos como Ansar Dine o Al Qaeda en el Magreb Islámico deberían buscar la raíz del problema: la explotación sin escrúpulos y las guerras de occidente contra los países pobres para apropiarse de sus recursos naturales.

Hoy, un niño huérfano cualquiera, que ha perdido a sus padres en una guerra provocada por occidentales, será un futuro luchador fanático o terrorista el día de mañana.

6 pensamientos sobre “Cosas que NO cuentan sobre la guerra de Malí y sus origenes”

  1. Muy interesante. Si me contaran las noticias así compraría el periodico cada día. No tendrás tu ganas y fondo para explicarnos lo de Siria ahora. Gracias.

  2. Todo este articulo no son mas que fantasías maniqueas.
    La guerra de Mali comenzó por las tensiones étnicas entre los tuaregs y el resto del país. Hace un siglo los tuaregs eran amos y señores, pero la conquista colonial francesa arruinó su predominio.
    Los pueblos sedentarios del sur controlaron el nuevo estado malienese a partir de la independencia en 1960. Si miráis el mapa, la parte sur del país es solo un tercio del territorio, pero alberga al 75% de la población. Los antiguos amos se convirtieron en una minoría pequeña, periférica y marginal, lo que no les hizo ninguna gracia y alimentó el revanchismo. Por otra parte la política del gobierno fue a veces rencorosa y vengativa. Eso llevó a varias sublevaciones tuareg, que fueron vencidas. Hay que tener en cuenta que los tuaregs no llegan ni a la mitad de la población de la zona norte (Azawad) El resto son bereberes arabizados y otros grupos etnicos.
    Tras diversas negociaciones políticas, parecía haberse apaciguado la situación. La ultima rebelión tuareg había involucrado a solo una pequeña parte de este grupo étnico. Entonces la caída de Gadafi y la presencia de los integristas huidos de Argelia lo trastocó todo. Como el gobierno estaba corrompido y reinaba la paz desde hacia tiempo, las tropas gubernamentales estaban desabastecidas y desmoralizadas. Eso favoreció la victoria de los rebeldes.
    Un par de miles de combatientes fueron suficientes para dominar Azawad en una verdadera campaña relámpago, pero el grueso del dinero y de las armas los habían aportado los integristas (gracias al derrumbamiento del régimen de Gadafi), que apartaron a los tuaregs, asumiendo el control efectivo.
    Ademas, sus objetivos no son coincidentes: Los tuaregs radicales se conforman con un estado propio. En el pasado lanzaban razzias hacia el sur, avasallando, saqueando y capturando esclavos. Eso hoy no sería factible. En cambio los integristas sueñan con crear un imperio islámico, del que Azawad sería meramente la primera fase.
    Estas disputas internas entre tuaregs e integristas, las resistencias de otros grupos étnicos de la zona, y sobre todo el carácter forastero (argelino) de muchos de los integristas, favorecieron el éxito del contraataque francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *